martes, 25 de enero de 2011

Todo lo que fuimos


Es curioso como nos asaltan los recuerdos. Te crees fuerte, te crees valiente, superas situaciones, etapas, experiencias y cuando menos te lo esperas reaccionas ante un estimulo externo que te remueve las entrañas. En ese momento te inundan tus imágenes preferidas, notas el olor del momento y tu corazón se para originando una estampida de latidos. Sonríes. Involuntariamente acabas por sonreír ante tanta belleza marchita que se arrincona en tus recuerdos.

Los recuerdos se hacen idílicos con el paso del tiempo, se colorean y se emborronan para dar paso a la idealización de la realidad pasada. Aquello que podría describirse como un fugaz beso en una pista de baile desierta, adornado por nuestra juguetona memoria, se convierte en una noche estrellada donde la gente desapareció al unísono para dar paso a que la luz de la luna iluminase la pineda. Allí se escondía una pequeña parcela rosada que brillaba por el reflejo de la luna en el agua. Y olía a manzana y a piña. Era nuestro momento, entre las risas, el griterío, el sonido de botellas y las bocinas de los coches, dos personas se aislaban del jaleo oyendo simplemente sus aceleradas respiraciones y sus latidos convertidos en tambores. Ya no hay formas, solo sombras y colores que parecen querer marear. El beso, tan inesperado como deseado, congela el momento hasta hacerlo infinito. Fin del recuerdo. (Cuando tu quieras claro, podrías mantener esa imagen eternamente.)

Los recuerdos bonitos nunca mueren, suelen esconderse, pero solo se hacen más y más preciosos y más y más preciados. Alguien dijo alguna vez que "cualquier tiempo pasado siempre fue mejor", no se equivocaba.

Película: Tu vida en 65 minutos http://tuvidaen65minutos.altafilms.com

5 comentarios:

  1. También pasa que con el tiempo eres capaz de ver no sólo lo positivamente destacable de aquellos momentos, sino lo que no veías entonces. No es tanto 'negatividad', como 'rasgos de una circunstancia que nunca llegaste a ver por estar demasiado cerca'.

    La distancia es buena consejera y amiga de la óptica. :)

    Me gusta mucho cómo escribes. ¡Felicidades por el blog!

    ResponderEliminar
  2. La buena noticia es que sólo existe el pasado ;)

    ResponderEliminar
  3. Todo existe, todo pasa, todo se complementa y en nuestras manos está la evolución.

    Coco tu blog es muy kuki, eres una veterana, que te voy a decir. Ya me darás unos consejillos.

    Gracias por comentar a los dos.
    T

    ResponderEliminar
  4. Cuantos recuerdos.. Algunos muy especiales, que te gustaria volver a vivir. Los recuerdas y se te cae la baba, y piensas si hala posibilidad de volverlos a repetir, de volverlos a vivir, y con la persona a la que recuerdas y que fue epecial en ese momento. Se pueden volver a vivir? A organizar? A surgir? Nada es imposible... Espero tener un dia respuestas :-)
    C

    ResponderEliminar
  5. La respuesta a tu comentario merece otro post. Gracias por inspirarme C.

    ResponderEliminar