domingo, 27 de marzo de 2011

El juego de la vida

T. by Iván Paulik

Yo quiero que me pasen todas las cosas malas, como el aire corre por esa ventana cerrada. Yo necesito caerme y no poder levantarme, hundirme en un mar de llantos y sufrir, de tantas maneras como se pueda.

He venido a  perderme en los laberintos que tengo asignados y a intentar colarme en los que no me pertenecen. Quiero a mi dolor, me enamora cada vez que recorre mis entrañas y se graba a fuego, sin pedir permiso. Ya no lo necesita, me conoce y eso le hace más fuerte.

Tengo que conocer las reglas de este juego al detalle y, para eso, debo probar todo lo malo. Necesito descubrir lo peor de mi para corregir los errores cometidos, para saber como actuar. Todo es experiencia que convertiré en futuros pasos positivos. Son rutinas para ser fuerte, para ser valiente.

Saber que la cesta que más cuesta llenar será la que más rápido se vaciará te da ventaja. A partir de aquí, seré la veleta que al viento no obedece.


T by Iván Paulick

P.D: Es tiempo de camisas y tejanos.


4 comentarios:

  1. Y cuando estemos llenos de cicatrices?

    P.

    ResponderEliminar
  2. Te las miras, y recuerdas...para no volver a cometer esos errores.

    ¿Cúando nos vas a decir quién se esconde detrás de esa P.?

    ResponderEliminar
  3. La medida del dolor cada uno tiene la suya, si pides mas es que no has llegado a fondo.
    Llegar a fondo es no querer repetir, el plato te sació plenamente.

    ResponderEliminar