domingo, 24 de julio de 2011

Como Siempre

Abro los ojos y respiro. Blanco. Tengo que pintar el techo, me aburre despertar y ver cada día lo mismo. (Esto explica muchas cosas, sobretodo porque no tengo a nadie aquí al lado, durmiendo conmigo.) Me intento escapar de la enredadera de sábanas que se aferra a mis piernas, como siempre. ¿Y mis gayumbos? Da igual.

Camino descalzo hacia la cocina, poco trayecto, por cierto. Me muero de sed. Tengo la lengua seca, sucia y apestosa. Resaca. Abro la nevera y calambre, como siempre joder. Ketchup, mayonesa, cervezas y leche. Medio limón, bananas, tomates y judías, todo podrido. Que asco. Cojo el brick y, evidentemente, no hay leche. Joder, me muero de sed. Miro la cerveza y pienso: total qué más da… La abro y la bebo.

Huelo mal, lo se, como siempre que salgo. Me asomo a la ventana que da al edificio de enfrente y allí está ella, bebiendo un zumo de naranja. Miro a mí alrededor. Caos. Miro la hora: la una. Nada que hacer. Estoy en paro. Último trago y vuelvo a la cama, a ver si con un poco de suerte cuando vuelva a despertar ha cambiado algo.


 



Bye Bye Amy, Goodbye.

3 comentarios:

  1. Somos seres rituales, y la autodestrucción nos pone... no nos engañemos, la tormenta sienta bien, tan bien como una colilla colgando de esa sonrisa que ensayamos secretamente. No es nada nuevo, Paris ya era una fiesta...

    Soy fan de tus ratos de cambiapieles, quiero más ;)

    P.

    ResponderEliminar
  2. Gran escrit T.
    Et deixo amb el meu.

    http://lastardesdelcafe.blogspot.com/2011/07/las-nuevas-tendencias-de-candem.html

    Muaaaa guapa!

    L.

    ResponderEliminar
  3. Una rutina que con uan sonrisa puedes darle la vuelta a todo. Por ciertto gran idea eso de pintar el techo, ami tambien me pasa esto de que siempre es todo blanco y me deprime muchisimo! En fin, me ha encantado leerte, te sigo y no dudes que te voy a leer mas a menudo! un beso
    http://www.ignorancediaries.blogspot.com

    ResponderEliminar