miércoles, 26 de octubre de 2011

Tu Deseas, Tu Decides

La canción no se equivocaba cuando proclamaba “la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida”. Tampoco es una cuestión que se escape de nuestro alcance, todos, más tarde o más temprano, hemos tenido encuentros y desencuentros que nos han hecho pensar si eran fruto de la casualidad o de un plan magistral ideado por una fuerza superior.

La vida te da lo que le pides, lo que deseas, eso así. Para las cosas malas que encontramos tenemos avisos previos que nos indican que por ese camino tendremos consecuencias; como viene siendo un cuadro de estrés o de depresión, si no ponemos solución al problema, solo desembocará en una enfermedad grave. Como dice Emilio Duró (adaptado a este formato), todos los que leéis esto sufriréis una enfermedad grave. Hay que saber atajar los impedimentos para tener una vida saludable y feliz. Ahora, para las cosas buenas, tengo una teoría: Somos imanes y, si hacemos cosas buenas, nos pasarán cosas mejores. Además, el cerebro no distingue entre lo imaginario y lo real, por lo tanto, solo hay que pensar cosas positivas para que tu cerebro cree las conexiones adecuadas para que reacciones correcta y positivamente ante todo tipo de estímulos. De este modo, pasando por tu mente, tus gestos tenderán a buscar la felicidad de cada situación, para ti y para los que te rodean.

Para los escépticos: Por supuesto que siempre nos podremos encontrar con alguna circunstancia provocada por terceros (o incluso por nosotros mismos)  que nos fastidie lo más grande pero, eso es algo que tenía que pasar a la fuerza: un factor desencadenante de decisiones que serán provechosas para ti.



* Mi sorpresa del mes de octubre habéis sido vosotros Corazza, en especial la señorita de la foto, la actriz María Sanchis.

1 comentario:

  1. como me gusta todo lo que escribes teresita... estoy totalmente de acuerdo con esto (como con todo). la felicidad crea felicidad, así de simple. la energía negativa es contagiosa, pero la positiva lo es más, más que nada por que, al fin y al cabo, todo queremos ser felices, no crees?
    Chris y yo estaríamos encantados de trabajar contigo!

    ResponderEliminar