lunes, 7 de noviembre de 2011

Tú Eres Así

¿Quien eres tú? Mira hacia atrás. Estas formado por tres planos distintos que conforman lo que puedes llamar tú. Primero tu mente, que parece que todo controla, es la encargada de crear todos los pensamientos, la que decide, la que crea, la que recuerda, la que inventa…nuestra mejor aliada y nuestra peor enemiga cuando la contraponemos a otro de nuestros planos, el emocional. El plano emocional es el que te remueve por dentro, el que te hace sentir, el que te da la energía para estar triste, inquieto, alegre, feliz, nervioso, vacío o pletórico. Lo cierto es que son difíciles de explicar porque los sentimos dentro, y cada uno a su manera. Las emociones o sentimientos son estimulados por nuestras sensaciones, que son recogidas por nuestros sentidos. Aquí llega el protagonismo del tercer plano, el corporal. El cuerpo recoge y transmite. Tu cuerpo eres realmente tú. Te afecta, te ayuda a que tus pensamientos sean más claros si se siente bien y es el encargado de que tengas una vida de calidad.




Los tres planos, el mental, el emocional y el corporal, que tienen como centro la cabeza, el corazón y el vientre respectivamente, tienen que estar equilibrados y dedicarles un esfuerzo equitativo para que tú estés en armonía. Con esto nos referimos a que si estas todo el día en el trabajo haciendo un esfuerzo con tu mente porque tu trabajo es muy de pensar sentado, cuando termines tendrás que potenciar los otros dos planos que en ese momento están debilitados por un sobreesfuerzo con uno de los planos. Lo mejor será hablar con alguien para sentir cariño, leer un libro para imaginar una historia y sentir la vida de los personajes, ver una película o hacer deporte. Ejercitar nuestro cuerpo sale de manera natural cuando uno de los otros dos planos se excede. Necesitamos liberar la energía que un sentimiento fuerte pude provocarnos.



Aunque nuestro yo es sabio y se suele equilibrar inconscientemente, es útil saber que estamos compuestos por planos diferentes. Esto puede ayudarnos a conocernos, saber en qué plano estamos más cómodos, cual solemos ejercitar más y cómo compensarlo y cuál nos cuesta más manejar. Ahora puedes mirar hacia delante.  





 
 
Con la colaboración de MUMU Joyas
Fotos by Max Adam

1 comentario:

  1. Existe otro plano: el espiritual. Es el que trasciende y nos hace eternos.

    ResponderEliminar