domingo, 8 de enero de 2012

Disfruta Compartiendo

A veces compartes cosas con la gente inapropiada. Te das cuenta cuando, mientras tu le das un trocito de ti, recibes respuestas que te hacen sentir mal, tanto por el cómo de las respuestas como por el qué. No te culpes. Quizás confiaste ciegamente en qué esa persona podría apoyarte y acompañarte hacia un estado de ánimo mejor. Tal vez fue la única a tu alcance y no tuviste otra opción. Sea lo que sea, fue tu elección. El tema de conversación pudo ser la mayor tontería jamás contada o el problema existencial que te quita el sueño, da igual, aquí y ahora es lo más importante, lo que os mantiene unidos en este intercambio de expresiones, gestos y palabras. Tú esperas algo. Eso es lo peor. Si esperas algo concreto de esa persona, estas perdido. No puedes adelantarte a los acontecimientos. No puedes pretender que actúe tal y como tú prevés y pretendes que actúe. Las personas somos así, impredecibles, cambiantes e inestables. La respuesta en consecuencia de que tú decidas explicarle algo a alguien, es un misterio. Por eso, el objetivo y lo importante de compartir un problema, un pensamiento, una sensación o un miedo con el otro, debe ser el propio hecho de compartir eso, sin más. Disfruta de ese instante y del valor que tiene compartir algo tuyo con el otro. Quítale importancia a su reacción, a su respuesta, a su consejo. Solo así dejarás de decepcionarte. Solo así dejarás de sufrir con lo que pase después.




Fotos de Laura Granero
Diseños de María Pensi

1 comentario:

  1. No te quito razón pero las personas, o mejor dicho ciertas personas, estamos destinadas a buscar sentir un mayor vínculo con las demás a compartir e unir altos nexos sentimentales, mentales y físicos con otras. Necesitamos de esas reacciones ajenas, de ese transmitir lo que uno lleva dentro y lograr que el otro pueda comprenderlo y compartirlo, esos instantes de conexión no tienen precio, pero como bien has apuntado, esta forma de vida va liga posiblemente a más de una decepción con su consecuente dolor, posiblemente sea un error pensar o ser así. Pero hay cosas en esta vida que no se eligen.

    "Últmias tardes con Teresa" ;) un petoo

    ResponderEliminar