viernes, 6 de enero de 2012

Feliz Día de Reyes

Todos recordamos lo mágica que era esta mañana cuando las preocupaciones aún ni siquiera conocían nuestro nombre. Ilusión era nuestro apellido. Tres personas desconocidas para nosotros, pero expertas en nuestro comportamiento, entraban en nuestras casas libremente para premiarnos con regalos nuestro buen comportamiento.

Con el paso del tiempo sufrimos un notable cambio, y pasamos de recibir a dar. Éste es un shock que no sienta muy bien al principio, pero que luego gratifica tanto que, el hecho de pensar en alguien y escoger el mejor regalo posible para el, se convierte en placer.

El cambio también pasa por lo que esperamos recibir. De repente lo material se vuelve inservible y carece de valor si no va acompañado de afecto. Lo más importante cuando crecemos sigue siendo el cariño, el mismo que necesitábamos de niños. Un abrazo inesperado, unas palabras amables o un te quiero caen más profundo que cualquier objeto que puede caer en el olvido rápidamente.

Este año me han regalado el premio del blog del día donde me conceden una entrevista. Podéis verla en este link: http://www.blogdeldia.org/2012/01/efecto-para-que

Mil gracias por la oportunidad.



En mi casa hay muchos regalos, si, pero también hay mucho amor


3 comentarios:

  1. Que niña más preciosa,lástima que nunca pueda llegar a ser tan preciosa como tu.

    ResponderEliminar
  2. Qué envidia de tener a una hermanita pequeña : ) y qué suerte de tenerte cuando se haga mayor. Felices Reyes prin-cesa ; ) tengo un blog en construcción, jajaja... cuando lo tenga te lo paso! pero será de cosas hechas a mano. Un besito.

    M.

    ResponderEliminar
  3. felicidades por el premio!! :)

    y 2 bolsas de Bimba & Lola!! :D

    Besos!!

    ResponderEliminar