martes, 5 de junio de 2012

Ayeres



Nos dimos a la pasión.



Me abandoné a su ritmo

y corrí la suerte de las olas.

Entendí otros códigos

y me acostumbré a que la nada fuese mi todo.

Creí entender señales.

Me sentí especial.

Quise poseer el secreto del fuego.

Olvidamos la palabra “basta”.

Viví rápido.



Morimos aún más rápido.


1 comentario:

  1. Teresa, qué tal estás? Este año vuelves al Arenal Sound? Yo este año no creo que esté en prensa.

    Pasate por mi nuevo blog:

    http://lamreportera.blogspot.com.es/

    Un beso guapa! :)

    ResponderEliminar