martes, 4 de septiembre de 2012

Sin Miedo Yo Sería...



Sin miedo se acabarían los problemas en el mundo. Sin miedo caminaríamos con la cabeza alta, estaríamos seguros de nosotros mismos y no existirían problemas de autoestima, comparaciones con los demás, inferioridades ni agresividad. El miedo es barreras, es límites impuestos por el poder del pasado que, desgraciadamente, perduran en el tiempo. Tenemos miedo por todo y eso nos quita libertad, sin libertado no podemos hacer lo que nos hace sentir felices y sin esa realización personal somos infelices. La infelicidad viene dada por el miedo. “Soy infeliz porque no tengo suficiente dinero”, en realidad tienes miedo de quedarte sin cosas. “Soy infeliz porque lo que hago no me gusta”, quiere decir que tienes miedo de arriesgar y atreverte a cambiar de vida por lo que pueda pasar. “No soy feliz porque estoy enfermo”. Tienes miedo a la muerte.
Con miedo existen guerras, odios, discriminación, opresión y todas las cosas que matan al mundo.

¿Qué pasaría si a partir de hoy analizásemos todo lo que nos da miedo en la vida y decidiésemos actuar dejándolo a un lado? ¿Qué pasaría si actuásemos y viviésemos sin miedo? Y no solo eso, ¿Qué pasaría si el pilar que sustentase nuestras vidas y nuestra voluntad fuera el amor? Si actúas con amor no puede existir la infelicidad, no cabe el miedo, solo la paz y la autorrealización. Crecemos y avanzamos como sociedad que busca el bien y que no se obceca en imposibilidades. No buscaríamos el dinero, el tener más que el otro, el ser perfectos; sacrificando nuestros propios intereses y nuestra felicidad. Recuperaríamos la pasión por la vida, las ganas, la garra que nos hace únicos e irrepetibles a cada uno de nosotros.

Cambiemos. Pequeños cambios. Hoy tú actúas con amor y con valentía, sin miedo. Mañana seré yo, pasado tu pareja y dentro de una generación tus hijos y todos lo que le rodean. Creemos un mundo mejor. Si miras a tu alrededor verás que es necesario y lo mejor, que se puede porque depende de nosotros.



Foto de Mike Byrne

No hay comentarios:

Publicar un comentario