miércoles, 22 de mayo de 2013

Ahora

Ayer te dije todo lo que te tenía que decir, pero tu no estabas. Hace mucho tiempo que te fuiste, pero te seguía recordando cada día, seguía oyendo tu risa y oliendo lo rico que cocinabas. Ahora hablo de ti, ya no te encierro dentro para que nadie te sepa, ya no fracaso en el intento derrochando miradas tristes y suspiros sin aliento. 
Des de ayer que no te sueño, ya no formas parte del mundo que deseo y que se me escapa, inevitablemente como el tiempo, vivo el aquí y el ahora, y tu no estás. Puedo hablarte, ahora no me asusta ponerte en palabras, has dejado de estar prohibido, he sido demasiado tirana conmigo durante demasiado tiempo. Ahora algunos dicen que vuelvo a tener luz, otros que se me ve más ligera, y yo noto que el camino se abre y que todo tiene un para que, un sentido. 
Ahora me conozco, pero ya no me reconozco en ti. Ahora puedo decirte adiós y darte las gracias. Ahora vuelvo. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario