miércoles, 12 de noviembre de 2014

¿Te Acuerdas de Aquella Vez que Exististe?


Las mujeres secretas existen solo cuando el caprichoso destino permite un espacio y tiempo para que la mente del libre esclavo las invoque. Mientras tanto, habitan la ciudad de la nada, arropadas de paciencia y silencio; deambulando y evitando trazar caminos sinsentido que, en un momento de flaqueza, las confunda y las lleve a pensar que vienen de algún lugar y que pertenecen a algún sitio.

Las mujeres secretas no preguntan, solo contestan, y lo hacen siempre, porque las mujeres secretas no son dueñas de nada, no poseen; y porque son solo la mitad de una parte de una vida de un alguien, y esa es su única oportunidad de respirar algo que evoca realidad. Y no existes más allá de los límites que él ha creado para ti, para que tu vivas, por el plazo de tiempo que él te permita. 

Ellas, las que son ocultadas, ocultan y, a su vez, los hombres silenciosos creadores de realidades paralelas, les ocultan mucho a ellas. No son sabidas, no hacen saber y no saben, de eso se encarga mucho el mago del humo que no deja ver, intoxica y asfixia.
Pero ellas callan, aguantan y esperan, porque ellas eran dueñas de las agujas que tejieron su propia camisa de fuerza, y buscaron ayuda para acomodársela y lucirla en secreto.


Las mujeres secretas sois vosotras, somos todas...

Y al final este mundo esta lleno de mujeres secretas de alguien y, a su vez, ellas conviven con aquel que les esconde otra mujer secreta. 

¿Te acuerdas ahora? Pues fue una mentira.





Teresa Riott
Fotografía de Sergio Lardiez
Maquillaje de Christina Fernandez Castillo