martes, 16 de diciembre de 2014

Aprendimos a Querer y Aprendimos a Vender

Hay hombres que regalan flores, hay hombres que regalan sonrisas.
Hay hombres que regalan piropos, hay hombres que regalan silencios.
Hay hombres que regalan joyas, hay hombres que regalan tiempo.

Las mujeres sobrevivimos, y buscamos hombres y encontramos hombres.
Las mujeres regalamos a los hombres que nos regalan, y vendemos a los hombres que nos compran. Las mujeres regalamos a los hombres que nos compran. Las mujeres vendemos a los hombres que nos regalan. Las mujeres somos las supervivientes de las niñas.

En este mundo hay reglas que se cumplen, reglas que se rompen, trampas que se usan y trampas que se sueñan. Hay tramposos, hay soñadores. Hay una jungla de hambrientos que no saben cómo hacer. Hay un destino. Hay miedo. Y las mujeres con destino y sin miedo sobreviven, y las mujeres sin destino y con miedo no. Todas sabemos eso. 
Ellos en cambio, los hombres, se creen poseedores de armas útiles para luchar con o contra el destino, y regalan, compran y matan, sin saber que las del destino y las del miedo tienen mucho que luchar también en esta guerra de iguales que sueñan y trampean.





Teresa Riott por Sergio Lardiez
Estilismo de Christina Fernanez Castillo

1 comentario:

  1. Y aquí estamos en tiempo de miedos, miedos a vivir por no vivir , miedos a sentir , a estar , a ser, y es que ahora todos son miedos y ya no sirve la verdad , nos ocultamos detrás de las cortinas del juego del despiste , la indiferencia camina de la mano de la gente que no quiere ver , oír ,ni sentir , por miedo a que si empieza a oír ver y sentir todo sea como antes , por que Parece ser que nada es distinto , el dolor del vacío es mas dolor si el
    Vacío es creado por la incomprensión, la escucha se pierde y la razón ... Ya no queda razon

    ResponderEliminar