miércoles, 11 de marzo de 2015

Los Hijos que ya Nunca Tendremos

Que le vas a decir a tu hijo? Que no es el hijo que esperabas? Que hay una vida perdida y que él es el comodín?
Y que vamos a hacer cuando tus hijos vengan y mis hijos vengan, y no sean los mismos hijos? Sabes cuanto dolor estaremos plantando en esta tierra? Lo que no nazca de la mezcla de tu sangre con la mía no sera puro, no sera digno. Como vas a mirar durante el resto de tu vida a mitades que no se completan con mi mitad? Como van a crecer sanos esos cuerpos si de telón de fondo hay un padre o una madre que les sabe injustos que les culpa, que les cree arrebatadores de otra vida superior?

Donde están nuestros hijos? Donde están nuestros sueños? Donde esta esa vida que nacía de nuestra vida? Donde estas tu? Donde morimos? Donde?


No te da vergüenza haber matado a quien iba a ser tan grandioso? Tan puro tan bello tan genuino? Nada se equiparara a nuestros hijos, estaban destinados a ser grandes y a hacernos gigantes. Dueños y siervos. Eramos nosotros, nuestra mejor versión, nuestros errores y horrores sumados en una infinita perfección. Eramos nosotros para siempre. Donde estamos? Se los hemos arrebatado al mundo... Y eso es tan injusto... Es tan injusto que deberían condenarnos, condenarnos a muerte por negar la vida, negarle la vida a nuestros hijos. Esos hijos que ya nunca tendremos.




Saturno devorando a un hijo
de Francisco de Goya

No hay comentarios:

Publicar un comentario